Mantén en forma tus amortiguadores con estos tips

Los amortiguadores desempeñan un papel importante en tu coche, tanto para tu protección como en mantener la salud de tu vehículo. Por esta razón, es importante que conozcas cómo mantenerlos funcionando al máximo nivel, ya que, de esta manera no sólo estarás cuidando tu auto, sino también, tu seguridad.

Funciones de los amortiguadores

Saber las funciones de los amortiguadores puede ser beneficioso para ti como conductor, ya que, al conocer la importancia de estos, es más probable que los mantengas en forma y los cuides por convicción propia que por “el deber ser”.

  • Son el principal soporte de toda la carga que tiene el vehículo, entiéndase esto por el mismo peso del vehículo, pasajeros o carga que este lleve.
  • Absorben las irregularidades del terreno y ofrecen un determinado grado de confort a los usuarios del vehículo.
  • Ayuda al control de la dirección del vehículo durante la toma de curvas.
  • Junto con los frenos y los neumáticos, forman un triángulo de seguridad. Particularmente con los últimos hacen mancuerna para ofrecer una buena adherencia, lo cual ayuda en la estabilidad y al momento de frenar.
  • Mantienen la correcta alineación de las ruedas. Si tu auto consume de forma anormal una llanta, esta anomalía puede ser causada por los amortiguadores.
  • Provee al vehículo de una altura óptima. Si un auto no tuviera amortiguadores este estaría más “bajo” de lo normal y todo el peso del vehículo estaría apoyado en el suelo por los muelles.

Comencemos con los consejos.

En principio, los amortiguadores no poseen un mantenimiento específico, es decir, no existe algo equivalente para esta parte del auto como el cambio de aceite para el motor o la caja de cambios. Sin embargo, hay precauciones que puedes tomar para asegurarte de su correcto funcionamiento:

  • Verifica que estén en buen estado cada 20, 000 kilómetros.
  • Cuando hagas la revisión periódica de tu coche, aprovecha para echarle un vistazo a los elementos de la suspensión.
  • Asegúrate de que no tengan fugas de aceite, puesto que de ser así, tendrás que sustituirlos de forma inmediata.
  • ¿Circulas en zonas en las que suelen esparcir mucha sal en la carretera? Te recomendamos comprobar que estos no tengan óxido. 
  • Te recomendamos que como regla general, los sustituyas cada cinco años o 60 mil kilómetros.
  • Cuida tu forma de conducción, ya que pasar un tope o un bache a velocidades inadecuadas puede afectar negativamente no sólo a tus llantas, también a tus amortiguadores.

Los amortiguadores, como muchas otras piezas de tu automóvil, son protagonistas a la hora de cuidar la salud de tu auto y la propia de los pasajeros. Un vehículo es una herramienta muy útil pero que desgraciadamente no puede mantenerse sola, por ello, es importante que estés al pendiente pues es tu medio de transporte. Si no tienes muchos conocimientos acerca de este tema u otros más particulares, no temas en acercarte a los expertos, ellos están ahí para ayudarte.


NECESITAS ALGUNA AYUDA

Share this post


×