¿Cómo funciona el motor de un automóvil?

El uso de vehículos motorizados es de lo más común en el mundo actual. Son muchas las personas que dependen de estos para desplazarse a sus lugares de trabajo, de estudio, servicios médicos, y suplir otras necesidades que son
necesarias en la rutina diaria. Más allá de simple curiosidad, entender el funcionamiento del motor puede servir para hacer un mejor uso de este y por extensión, para prolongar la vida útil de un vehículo. Entonces, ¿cómo funciona el motor de un automóvil y cómo se puede aplicar ese conocimiento de manera práctica?


Funcionamiento
Para responder a la pregunta anterior, primero hay que explicar cómo funciona un motor. De manera general, se considera al motor como el corazón del vehículo, ya que en este ocurren los procesos por los cuales se crea energía que produce el
movimiento del coche.
La forma de obtener esta energía varía según el motor, y aquí podemos hacer una distinción entre los diferentes tipos de motores que ofrece el mercado actual, aunque nos enfocaremos sobre todo en los de combustible.


Motores de combustión interna
Su uso es el más extendido y se ha ido perfeccionando desde los inicios de la automovilística. Estos funcionan transformando la energía calórica (producto de la quema del combustible) en energía mecánica al empujar un pistón que hace girar el cigüeñal, pieza conectada a la transmisión y a las ruedas del vehículo permitiendo su movimiento. Dicho pistón se mueve de arriba hacia abajo, permitiendo la expulsión de los gases por el tubo de escape. Este proceso se repite varias veces por segundo.
Dependiendo del modelo se pueden encontrar motores que funcionan con gasolina o diésel, y aunque el funcionamiento del motor es el mismo, la diferencia radica en cómo se enciende el combustible dentro del motor (en el de gasolina, una bujía enciende la mezcla entre aire y combustible en el cilindro; mientras que, en uno de diésel, las altas temperaturas que alcanza el aire hacen posible que el combustible “explote” sin bujía cuando se ponen ambos en contacto).


Motores eléctricos e híbridos
Cada vez son más populares, en parte porque su impacto sobre el medio ambiente es el menor en comparación a los otros dos. Estos funcionan en su mayoría con baterías de litio alimentadas 100% de energía eléctrica, sin embargo, su distribución en países como el nuestro aún es muy poca. Por su parte, los motores híbridos funcionan combinando energía eléctrica con combustión de la gasolina.


Dependiendo el modelo, ambas fuentes pueden trabajar juntas o en paralelo. ¿Cómo aprovechar el funcionamiento en mi conducción? Ahora que sabemos cómo funciona un motor de combustible será más fácil aplicar pequeños consejos para cuidar su vida útil:


● Evita acelerar y detenerte bruscamente
La mejor forma de usar un motor es hacerlo de forma constante, por lo que los frenazos y el aceleramiento brusco puede dañar el desempeño de tu motor a la larga al sobre esforzar los cambios de potencia, además de desgastar los frenos y la
transmisión. Se trata de maniobrar con fluidez.


● Evitar los tramos cortos
Utiliza tu vehículo de manera eficiente ya que el encender y apagar el motor en cortos periodos de tiempo también termina por afectar su vida útil. Si tienes un pendiente a unas cuantas cuadras no expongas a tu coche a esfuerzos innecesarios, ¡y también aprovecha para estirar las piernas!


● Cuida del nivel de gasolina en el tanque
La gasolina vieja en el tanque a menudo forma sedimentos y para evitar que estos lleguen al motor lo más aconsejable es tener nuestro tanque por encima del cuarto de su totalidad. Aunque el filtro de gasolina esté diseñado para evitar que estas
impurezas lleguen al motor, mientras más bajos sean los niveles, más residuos se irán acumulando y puede que el filtro no llegue a retener todas las partículas. Evita daños al motor con este pequeño pero útil consejo.


Estos tips no sustituye la afinación a la que debes someter a tu vehículo cada que sea necesario, ya sea por los kilómetros recorridos o por tu tiempo de uso. Cambios de cables, correas, bujías, filtro de gasolina, filtro de aire, revisión de los niveles de presión, temperatura, entre otras cosas, son parte del mantenimiento general que le puedes dar a tu motor para mantenerlo trabajando de manera eficiente y prolongada. Si tienes alguna duda, visita a los expertos y no ignores las señales que tu vehículo te puede estar dando, desde una luz en tu tablero hasta sonidos que sean inusuales al encender y conducir tu coche.

NECESITAS ALGUNA AYUDA

Share this post


×